Roland Garros (6-3, 6-3 y 6-0)

Nadal recupera su trono en París y engrandece su leyenda con el 22º Grand Slam

El tenista español de 36 años no da opción al noruego Ruud y vuelve a coronarse en París con su 14º Roland Garros. Suma así su 22º Grand Slam y toma distancia con Djokovic y Federer. El Decimocuarto, también es de Nadal.

Nadal recupera su trono en París y engrandece su leyenda con el 22º Grand Slam

Nadal recupera su trono en París y engrandece su leyenda con el 22º Grand Slam EFE

Publicidad

Son las 17:30 horas en París del 5 de junio de 2022, Rafael Nadal Parera se proclama campeón por 14º de Roland Garros y suma así su 22º título de Grand Slam, el balear de 36 años lo ha vuelto a hacer, la historia se repite, ¿alguien lo dudaba? La leyenda del mejor jugador de la historia en tierra batida y del tenista masculino más laureado de todos los tiempos acoge un nuevo capítulo que pasará a los anales del deporte mundial.

Los rumores sobre su retirada emponzoñaron la previa de la final, RMC y otros medios franceses ya retiraban a Nadal, como se ha hecho durante muchos años, Rafa no se merecía esto después de tanto. A más de uno se la atragantó el café por la mañana ante una noticia de tal calibre, todos esperaban ansiosos la final pero el corazón les dio un vuelco, tuvo que salir a desmentirlo el mánager de Rafa, Benito Pérez-Barbadillo, en su cuenta de Twitter. España respiró. No estábamos preparados. Los que querían hundirle no pudieron, nunca podrán.

Dominador, de inicio a fin

El ya 14 veces campeón en Roland Garros salió sin miramientos, sin dudas, sin miedos, rompió a las primeras de cambio y pese a no mostrar un gran acierto en sus golpes supo meter bolas en los momentos clave y comenzó a minar la moral de Ruud, el balear hizo dos breaks, perdió uno y terminó con tres saquetazos la primera manga de la final.

Un pequeño bajón de Rafa metió en el partido al nórdico, que se puso 1-3 en el segundo set. Eso sí, le duro poco, muy poco, el español activó el modo 'Bestia' y le endosó 5 juegos seguidos, aumentó su nivel y sacó de la pista a su rival, que ya tenía por delante algo completamente imposible, remontar dos sets a cero a Nadal en tierra, ni el Real Madrid podría hacerlo.

Un paseo, una exhibición, una muestra de su poderío, así podemos explicar lo que hizo Rafa en el tercer set, quien sabe si el último de su carrera, se llevó en blanco la última manga de la final para explicar lo que es este monstruo de la tierra y del tenis.

La leyenda crece sin parar

El 22º Grand Slam de 'La Bestia' le coloca nuevamente en lo más alto del tenis y del deporte mundial. Por primera vez en su carrera ha ganado el Open de Australia y Roland Garros en el mismo año, Djokovic y Federer, con 20, ven escapar al balear en el ranking de los más grandes de la historia.

Ni el pie ni la espalda, en París nada puede con Nadal

En la tierra parisina, o mejor dicho 'el jardín de Nadal', los problemas, si los hay, son fuera de la pista, cuando Nadal entra en la Chatrier su cuerpo se transforma, su mente se evade y el resultado es el de siempre. Ni la espalda, ni la muñeca, ni el maldito pie pueden con Rafa en este torneo.

Sin embargo, habrá que acostumbrarse a que algún año todo llegue a su fin, algunos lo vaticinaban hace una década, otros hace un lustro, y otros esta mañana, pero Nadal es eterno, y a sus 36 años sigue siendo el rey de Roland Garros. Seguirán retirándolo antes de tiempo, mientras tanto, el gladiador, seguirá luchando... y ganando.

Publicidad