Miami Open

Kyrgios vuelve a liarla: se encara con el juez y rompe una raqueta

El australiano ha vuelto a mostrar su peor versión en el Open de Miami durante su partido contra Sinner.

Kyrgios vuelve a liarla: se encara con el juez y rompe una raqueta

EFE Kyrgios vuelve a liarla: se encara con el juez y rompe una raqueta

Publicidad

Kyrgios ha vuelto a protagonizar un lamentable espectáculo durante un partido de tenis, esta vez, en el Open de Miami. El australiano jugaba contra Sinner y acabó el partido enfurecido, protestando airadamente al juez de silla y reventando una raqueta contra el suelo.

Como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, sin ir más lejos durante su último partido contra Rafa Nadal, el actual número 102 del mundo mostró un gran nivel en su juego y estaba compitiendo bien. Sin embargo, el monumental enfado por el que acabó de perderse empezó cuando al juez de silla, Carlos Bernardes, le sonó el walkie-talkie durante un punto.

En ese momento, Kyrgios perdió los nervios. Se encaró con el juez de silla a gritos y rompió la raqueta contra el suelo, una acción que le costó un 'warning' y un 'penalty point'. Es decir, perdió el juego del segundo set por decisión del juez, aunque le podrían haber expulsado incluso del partido.

"No fue merecido"

Después, en rueda de prensa, tampoco estaba calmado. Acusó al juez de silla de no saber controlar la grada y siguió manifestando su indignación: "Creo que mi point penalty no fue merecido. Literalmente, le dije a mi box que Matthew Reid, un exjugador, podría hacer igual de bien el trabajo de juez de silla. Si eso, con 5-3 en un tiebreak de la cuarta ronda de Miami con cientos de miles de dólares en juego se merece un point penalty, tú me dirás. Es ridículo".

"Está interrumpiéndome, hablando con la grada y lo que le preguntaba era qué estaba haciendo", añadía, y también lanzaba una pregunta a la prensa: "Me frustré. ¿No puedo frustrarme?".

Críticas a la ATP

Pero no fue la única queja de un Kyrgios que acabó por criticar también a la ATP. "No creo que sea justo. Shapovalov le pegó un pelotazo en el ojo a un juez de silla y le pusieron 5.000 de multa. Yo tiro una raqueta que no le da a nadie y me ponen 25.000. Este es el problema del tenis. ¿Qué más tengo que hacer por este deporte? El tenis no protege a sus estrellas. La ATP nunca protege a los jugadores", dijo.

Publicidad