El mediático Nick Kyrgios no se priva de nada. Después de su derrota ante el tenista español Rafael Nadal en Wimbledon (6-3, 3-6, 7-6 y 7-6) se fue de fiesta.

El mismo australiano fue quien se grabó en una 'story' de la red social Instagram. En el vídeo se un mesa de 'ping-pong' con vasos rellenos de bebida, dispuestos a ser utilizados para jugar al celebre juego alcohólico del 'beer-pong'.

No es la primera vez que el tenista se sale de tono. El día antes del choque contra Rafael Nadal se fue a beber un célebre bar del centro de Londres.

"Si vamos hablando de él todo el día, desde la ATP le hacen la promoción que le hacen todo el día, pues la realidad es que él se sigue creciendo", explica el tenista español la razón de porque el jugador australiano hace lo que hace tanto dentro como fuera de la pista.