Campeonato de Wimbledon

La imagen que define el momento de Garbiñe Muguruza: al borde de las lágrimas con 5-0 en contra en el segundo set

Garbiñe Muguruza se despidió de Wimbledon en primera ronda al caer ante la belga Greet Minnen. Su imagen en el banquillo con 5-0 en contra en el segundo set es terrible y define su actual estado de juego y de ánimo.

Garbiñe Muguruza en su partido ante Greet Minnen

Garbiñe Muguruza en su partido ante Greet Minnen @MovistarTenis

Publicidad

Al borde de la lágrima y a punto de colapsar. Garbiñe Muguruza se despidió del Campeonato de Wimbledon de la peor forma posible, sin respuestas a su mal juego y cayendo con un contundente 6-0 en el segundo set ante la belga Greet Minnen.

La campeona en el All England Club en 2017, tras aquella final en la que barrió a Venus Williams, parece seguir sin tocar fondo en este 2022. En unos meses todo ha cambiado para Muguruza. De coronarse en las WTA Finals en Guadalajara a firmar uno de los peores años de su carrera.

Como ya hizo en el Open de Australia y en Roland Garros, Muguruza se despidió en primera ronda en Wimbledon. La belga Greet Minnen, actual 88 de la WTA, barrió a la española en dos sets (6-4 y 6-0). Muguruza apenas estuvo 18 minutos en pista tras la reanudación de su partido.

Y la imagen del actual momento que vive Muguruza se produjo en el último descanso, cuando Minnen contaba con un 5-0 a favor en el segundo set. Ahí fue cuando Muguruza rozó la lágrima mientras se derrumbaba en la silla, hundida y al borde del colapso.

"Creo que volverá la mejor Muguruza"

Tras el partido, Muguruza quiso buscar el lado positivo a su actual situación y aseguró que cree que volverá su mejor versión.

"Sí, veo luz al final del túnel. Siempre ha habido momentos buenos, momentos malos. Acabar un año muy bien no te garantiza empezar bien el siguiente. Creo que volverá la mejor Muguruza, porque no estoy tan lejos. Tampoco le doy tanta preocupación (al momento), porque estoy haciendo el trabajo adecuado", indicó la tenista española.

"Pediría tener un torneo bueno para quitarme esta mala sensación. He ganado torneos impensables antes de empezar, luego no, de repente otra vez sí. Un año malo, luego arriba. No he sido la jugadora más estable. ni tampoco quiero serlo. Eso me ha demostrado que tengo una magia, pero no quiero depender de ella. A veces suele salir y tengo el talento para hacerlo posible. Quiero seguir trabajando y tengo la certeza de que acabaré dándole la vuelta", finalizó Muguruza.

Publicidad