Wimbledon

Garbiñe Muguruza cae eliminada ante Jabeur en la tercera ronda de Wimbledon

Garbiñe Muguruza no pudo con la tunecina Ons Jabeur y cayó eliminada (7-5, 6-3 y 6-2) a las puertas de los octavos de final de Wimbledon

Garbiñe Muguruza gesticula tras perder un punto ante Ons Jabeur

Publicidad

No pudo ser. Garbiñe Muguruza no podrá reeditar su triunfo de 2017 en Wimbledon. La tenista hispano-venezolana perdió en tres sets (7-5, 6-3 y 6-2) ante la jugadora tunecina pese a lograr ganar el primer set.

Muguruza, que estaba jugando a un gran nivel en esta primera semana en Wimbledon, se encontró con una Jabeur pletórica que supo dar la vuelta al partido y meterse en octavos de final.

Los golpes variados y las dejadas de Jabeur fueron demasiado para Garbiñe, en especial en un agotador segundo set. La tunecina, que venía como un misil sobre la hierba tras ganar en Birmingham, ya había dado muestras de su nivel con la victoria ante Venus Williams en la ronda anterior. Ante Muguruza se terminó por destapar.

Jabeur supera la pérdida del primer set y acaba con Muguruza en Wimbledon

Pese a perder un primer set con cinco roturas entre ambas y en el que Muguruza terminó por los suelos, con una caída que no tuvo consecuencias físicas, Jabeur se supo recomponer en la segunda manga.

La española no supo aprovechar ninguno de los seis puntos de break de los que dispuso en el segundo parcial y ahí se le marchó el partido. Con set iguales, Jabeur era dueña y señora del partido, mientras que Muguruza estaba cabizbaja y superada por la situación.

En cuanto el partido se alargó, no fue capaz de controlar los ritmos y de responder a una Jabeur que estaba disfrutando sobre la pista, variando direcciones, golpeos y logrando una de las mejores victorias de su carrera para acceder por primera vez a los cuartos de final del 'major' londinense.

Jabeur enfrentará en octavos a la polaca Iga Swiatek, que pasó la tercera ronda por 6-0 y 6-1. Muguruza cierra una participación en Wimbledon esperanzadora, la mejor desde que ganara en 2017, pero insuficiente para lo que se espera de una doble ganadora de Grand Slam y exnúmero uno del mundo.