Tenis

Djokoic se venga de Medvedev en París y desempata con Nadal como el tenista con más Masters 1.000

Novak Djokovic ha remontado a Medevedev en la final del Masters 1.000 de París y se ha vengado de la final perdida en el US Open. Desempata con Nadal como el jugador con más títulos de Masters 1.000, 36 contra 37.

Djokoic se venga de Medvedev en París y desempata con Nadal como el tenista con más Masters 1.000

Publicidad

Novak Djokovic no se cansa de escribir nuevos capítulos en la historia del tenis. Hoy se ha vengado de Medevedev y le ha remontado un set en la final del Masters 1.000 de París. Con esta victoria desempata con Nadal como el jugador que más títulos de este grado tiene en la historia del tenis, 37.

Solo Novak podía parar a Medvedev en París y viceversa. El ruso se llevó el primer set, muy sufrido, por 6-4, pero Djokovic hoy no iba a colapsar, como hizo en el US Open, y estuvo concentrado durante todo el partido, siendo mucho más agresivo y buscando mover a Medvedev de lado a lado hasta que no pudiera dar un paso más.

El serbio se llevó las dos siguientes mangas por 6-3, un resultado que parece sencillo pero que tuvo alternativas para ambos, aunque estuvo un escalón por encima del número 1 en los momentos importantes.

El mejor tenista del año y ¿de la historia?

El partido fue de un nivel estratosférico, con intercambios interminables y una exigencia física que terminó con ambos buscando aire al final de varios puntos.

Djokovic acabará el año como número 1, una hazaña más que merecida, ha sido el mejor tenista de largo, con 3 Grand Slam y una final perdida en el US Open, además ha ganado hoy su 6º título en la pista dura de París. El serbio ya es el jugador con más Masters 1.000 de la historia, con 37, desempatando con los 36 de Nadal.

El de Belgrado terminó emocionado, especialmente al celebrar el título con sus hijos y su mujer, que estaban a pie de pista durante el partido. Solo le queda superar a Nadal y Federer en títulos de Grand Slam, no parece difícil, próximo capítulo, ATP Finals, dónde no estará Nadal. Aunque la batalla que importa es la del próximo grande, Australia, donde puede celebrar el 21º, el que es su torneo fetiche, si es que no tiene alguno.

Publicidad