Djokovic

El dilema de Djokovic que podría hundir su carrera profesional, ¿qué futuro le espera?

El serbio ha sido deportado de Australia y salvo invitación no podrá volver en 3 años. Además, si no se vacuna no podrá jugar el US Open. El número 1 se enfrenta a un dilema.

El dilema de Djokovic que podría hundir su carrera profesional, ¿qué futuro le espera?

Getty El dilema de Djokovic que podría hundir su carrera profesional, ¿qué futuro le espera?

Publicidad

Después de conocerse que Novak Djokovic [[LINK:EXTERNO||||||será deportado de Australia y no podrá jugar el Open]], al serbio se le presenta un futuro incierto y oscuro si decide no vacunarse.

El número 1 del mundo, al igual que cualquier persona, ha decidido en su total y libre elección no querer vacunarse contra el coronavirus. La realidad es que no hay pruebas de que Djokovic sea un 'antivacunas' pero a día de hoy el no haberse vacunado ya le ha cerrado una puerta: el Open de Australia.

No podrá volver a Australia en 3 años

En principio, el tenista serbio no podría volver a Australia en los próximos 3 años a no ser que reciba una invitación, eso significa que no jugaría el Grand Slam que más veces ha ganado (9) y que le ha ayudado a poner su nombre en la historia del tenis.

Djokovic tiene 34 años y a pesar de que está en un gran momento deportivo, pasaría 3 años sin competir en el Open de Australia. Sin embargo, 1 de los 3 Grand Slams restantes, el US Open, exige a los jugadores la doble pauta de vacunación para poder competir.

Su postura puede hundir su carrera profesional

Por lo tanto, a día de hoy, Novak Djokovic solo podría disputar 2 de los 4 Grand Slams, el Roland Garros, ya que Roxana Maracineanu, ministra francesa de deportes, señaló hace días que Novak "podrá participar en la competición porque el protocolo y la burbuja sanitaria de estos grandes acontecimientos deportivos lo permitirá".

En Wimbledon tendría que aportar una PCR negativa antes de viajar y realizar una cuarentena de 10 días durante la que tendrá que realizarse otras dos PCR, en el segundo y el octavo día.

También se perdería 3 Masters 1.000 y la ATP CUP. Ahí entra el dilema de Djokovic, que para disputar estos torneos, completamente fundamentales en su carrera profesional, tendría que vacunarse, algo que parece no querer llevar a cabo, por lo menos hasta el momento.

Desgraciadamente para él, se le presenta un panorama muy oscuro, él ha tomado una decisión libre e igual de valiosa que cualquier otra pero que tiene consecuencias y afecta directamente a su carrera profesional. Aun así, el futuro está única y exclusivamente en sus manos.

Publicidad