Wimbledon nunca decepciona. El primer día de competición en el mítico torneo londinense ha dejado varias eliminaciones entre los favoritos masculinos y una sorpresa histórica en el cuadro femenino.

El número cinco del ranking ATP, el alemán Alexander Zverev, dio la primera sorpresa de la jornada al caer eliminado en su debut ante el checo Jiri Vesely (4-6, 6-3, 6-2, 7-5). El alemán esta vez cayó en primera ronda y confirmó su animadversión cuando se trata de jugar un partido a cinco sets.

También comenzó de la peor manera el griego Stefanos Tsitipas al caer contra el italiano Fabbiano en un partido que se decidió en el quinto set y que duró tres horas y media. El joven griego llegó al torneo londinense en gran forma, con 34 victorias en la temporada ATP, el que más entre todos los jugadores.

Monfils y Dimitrov fueron los otros que no pudieron pasar de su primer partido en este comienzo de torneo. El francés tuvo que verse obligado a retirarse en el set decisivo ante su compatriota Humbert tras una lesión. Por su parte, Dimitrov, un gran experto en hierba, no pudo superar al francés Moutet a pesar de haber ganado las dos primeras mangas. Esta derrota confirma el mal momento del búlgaro, que acumula siete derrotas en los últimos trece partidos.

Sin embargo, una de las noticias del día en Wimbledon fue sin duda la victoria de Coco Gauff, una joven de tan solo 15 años que venció en dos sets a la cinco veces ganadora de Wimbledon, Venus Williams. Esta victoria forma parte de la historia del tenis ya que no ocurría algo así desde 1991. Gauff ya sabe lo que es batir récords de precocidad, en esta misma edición de Wimbledon también se convirtió en la tenista más joven en disputar este torneo en la Era Open.