Open de Australia

Carlos Alcaraz roza la gesta ante Berrettini en el Open de Australia

El tenista murciano de 18 años lleva al límite al número 7 del mundo en un partido que se fue al tie-break del quinto set.

Carlos Alcaraz, en el Open de Australia

Efe Carlos Alcaraz, en el Open de Australia

Publicidad

El italiano Matteo Berrettini, número 7 del mundo, se ha llevado una batalla épica ante el español Carlos Alcaraz, al que se impuso por un apretado 6-2, 7-6(3), 4-6, 2-6 y 7-6(5) en un partido que alcanzó las cuatro horas y diez minutos y que le colocó en los octavos de final del Open de Australia.

"Con su edad ni siquiera tenía puntos ATP, es increíble y me gustaría darle la enhorabuena", comentó Berrettini sobre su rival, el tenista murciano de 18 años, tras alcanzar una cuarta ronda en la que se enfrentará con el español Pablo Carreño (19), que ganó al estadounidense Sebastian Korda por 6-4, 7-5, 6-7(6) y 6-3.

Carreño sumó su victoria en Grand Slam número 50 en un choque que alcanzó las tres horas y 27 minutos. El asturiano se confirmó como el decimosexto español en sumar cincuenta victorias en torneo ‘major’ y el sexto de los tenistas en activo por detrás de Rafael Nadal (6), Fernando Verdasco, Tommy Robredo, Feliciano López y Roberto Bautista (15).

El tercer mejor clasificado español subirá posiciones en un ránking en el que ocupa la 21ª posición después de que superara su registro de la última edición, en la que cayó en tercera ronda al retirarse en su choque ante el búlgaro Grigor Dimitrov por unos problemas abdominales.

Badosa, única española en cuartos

Por su parte, Paula Badosa se quedó como única representante española en el cuadro femenino del primer 'Grand Slam' de la temporada después de su trabajada victoria ante en la tercera ronda ante la ucraniana Marta Kostyuk por 6-2, 5-7, 6-4 y la derrota de Nuria Parrizas ante la estadounidense Jessica Pegula por 7-6(3), 6-2.

La catalana ya está entre las 16 mejores del 'grande' oceánico después de encadenar su octavo triunfo consecutivo, este mucho más sufrido que los dos anteriores por la resistencia de su joven rival, con la que también tiene una buena relación fuera de la pista.

Publicidad