Tenis

Carlos Alcaraz minimiza a Sebastian Korda y jugará su primera final en Queen's ante Alex de Miñaur

El tenista murciano eleva su apuesta y su tenis sobre la hierba de Queen's para someter a Sebastian Korda (6-3, 6-4) y citarse con el asutraliano Alex de Miñaur en la gran final.

Publicidad

Pocos podían pronosticar hace una semana que Carlos Alcaraz jugaría este domingo la final del torneo de Queen's, la primera de su carrera y la sexta del curso. El murciano llegaba a la hierba de Londres tras la dolorosa derrota ante Djokovic en Roland Garros y sin apenas partidos sobre esta superficie en su historial en la ATP. Pero el jugador de El Palmar amenaza con abandonar el Queen's Club con el primer titulo de su carrera sobre hierba y con el número 1 en el bolsillo a una semana de Wimbledon.

Pase lo que pase en la final ante Álex de Miñaur, Alcaraz se presentará en el All England Club con credenciales para luchar por el segundo grand slam de su carrera. El murciano anuló a un Sebastian Korda que llegaba a las semifinales en un gran estado de forma y que apenas aguanto medio set ante el empuje del español. Arrancó el partido con un intercambio de breaks antes de que el murciano se asentara sobre el pasto inglés con un juego que firmaría cualquier especialista en esta superficie.

Cerró el primer set Alcaraz por 6-3 tras un nuevo break y manteniéndose firme en el servicio. El pupilo de Juan Carlos Ferrero ha realizado una adaptación a la hierba meteórica. Ya advirtió que veía videos de Federer o Murray para aprender a jugar en esta superficie y parece que el español se ha empapado bien de los cánones del tenis sobe hierba.

El murciano arrancó el segundo set sin concesiones y con un break inicial que le dio una ventaja que a la postre fue definitiva. No hizo ninguna concesión a un Korda que lo intentó, pero que tuvo que claudicar ante la realidad que tenía enfrente. 6-4 en el segundo set para meterse en su primera final en Queen's, la sexta del curso. De ganar a De Miñaur, Alcaraz arrebatará a Novak Djokovic el número uno del mundo y será el primer cabeza de serie en Wimbledon.

Publicidad