Este lunes, en su objetivo de lograr los cuartos de final de Wimbledon, Suárez se enfrenta a Serena Williams, siendo este el primer duelo entre ambas sobre hierba.

La canaria, se muestra confiada y convencida de que ante la estadounidense Serena Williams, debe ser "muy agresiva", pues la considera como "la mejor tenista de la historia", siendo este el "mayor reto de su carrera".

Carla afronta el encuentro después de dejar en la cuenta a la australiana Samantha Stosur, a la francesa Pauline Parmentier y a la estadounidense Lauren Davis, sin dejarse un set en esos tres encuentros.

A pesar de las grandes dificultades que conllevan estos octavos de final, Carla está ilusionada: "Poder llegar a la segunda semana de Wimbledon me pone muy contenta. Sólo lo había podido conseguir dos veces en toda mi carrera", ha dicho Suárez, que había escalado hasta la cuarta ronda en las ediciones de 2013 y 2016.

La estadounidense, únicamente ha disputado cinco eventos en los que llevamos de temporada como consecuencia de las continuas lesiones en sus rodillas. Sin embargo, está imparable. ¿Hay opciones? "Hacerlo es algo complicado. Para mí es una superficie difícil de dominar pero tengo muchas ganas de afrontar esa segunda semana en Wimbledon", ha comentado la española.

Ambas jugadoras, ya veteranas, no se han enfrentado en las últimas cuatro temporadas y en el ámbito global, el balance es desfavorable para la española (0-6).

"Poder competir ante ella y tener una nueva oportunidad de afrontarlo para mí será interesante. Tengo un día para descansar, estar bien físicamente y llegar bien preparada. El objetivo será jugar lo más agresiva posible, hacerle daño e ir a por los cuartos de final", finalizó la pupila de Óscar Serrano.

En el caso de que Carla gane adelantaría a Garbiñe Muguruza en el ranking y sería la nueva número 1 femenina española a partir del 15 de julio.