Tenis

Arantxa Sánchez Vicario admite su culpa, pero se declara víctima de su exmarido Josep Santacana

Arantxa Sánchez Vicario, que se enfrenta a 4 años de cárcel, confiesa al juez que ocultó bienes y afirma que Josep Santacana se ha "aprovechado" de ella.

La Fiscalía pide 4 años de cárcel para Arantxa Sánchez-Vicario por alzamiento de bienes

Publicidad

La extenista Arantxa Sánchez Vicario ha contestado a la petición de cuatro años de cárcel de la Fiscalía por ocultar bienes para ocultar el pago de una deuda millonaria. 'El País' ha desvelado el escrito de su defensa, en el que la tenista asume su culpa ante el juez y se muestra arrepentida para conseguir una rebaja de la pena. Asimismo, Vicario alega que ha sido una víctima de su exmarido, Josep Santacana, a quien acusa de haber dilapidado el capital que logró como jugadora sobre la tierra batida.

El texto reconoce que la mejor jugadora de tenis española de la historia nunca tuvo "conocimientos económicos, financieros o jurídicos": "Siempre ha sido víctima de gente que se ha acercado a ella bajo pretexto de administrar su patrimonio para, en realidad, enriquecerse a su costa y perjudicarla", señala la argumentación de la defensa.

La tenista acusa a Santacana de haberse "aprovechado" de ella para "enriquecerse" a su costa. Su versión difiere de la del empresario, quien niega el alzamiento de bienes y defiende que, al casarse, la familia de Vicario le obligó a firmar unas capitulaciones matrimoniales para mantenerle lejos del patrimonio.

Objetivo: evitar la prisión

Sánchez Vicario pide de este modo al juzgado una rebaja de la pena con el objetivo prioritario de no entrar a la cárcel. El abogado de la jugadora, Borja Vives, ha solicitado que se le imponga una condena de siete meses de cárcel y que se decrete de inmediato la suspensión de la pena. La pareja está a punto de sentarse en el banquillo de los acusados por un delito de alzamiento de bienes.

Sánchez Vicario señala que, pese a que ha "perdido todo su patrimonio a manos" de su exmarido, ha conseguido reparar parte del daño causado y ha consignado un total de 1,8 millones de euros por distintas vías al banco.

4 años de cárcel

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para la extenista Arantxa Sánchez-Vicario, así como para su exmarido Josep Santacana, por urdir un plan para descapitalizar su patrimonio con el que evitar el pago de una deuda a un banco de Luxemburgo y con el "ánimo de un enriquecimiento ilícito".

La tenista y su ex vendieron, presuntamente, sus propiedades en España y Andorra para evitar pagar la deuda que tenían con el Banco de Luxemburgo. En su escrito de acusación, el ministerio público acusa a ambos de un delito de alzamiento de bienes o de insolvencia punibles, y al pago de una multa de 12 euros diarios durante 24 meses, en total, unos 8.700 euros.

El Banco de Luxemburgo pidió en 2018 a la titular del juzgado de instrucción número 4 de Barcelona que ordenara el ingreso en prisión de la tenista Arantxa Sánchez Vicario y de Santacana, en el marco de la querella en que le exige el pago de una deuda de 6,6 millones de euros, alegando que disponían de fondos suficientes para saldarla, deuda que la fiscal solicita se abone en concepto de responsabilidad civil en su escrito de acusación.

Publicidad