77

Publicidad

Deportes de montaña

Speed riding, el arriesgado deporte que mezcla el esquí con los saltos en paracaídas

Una mezcla entre riesgo y adrenalina. Así podría definirse el speed riding, un deporte que mezcla el esquí y los saltos en paracaídas.

El speed riding es uno de esos deportes que te dejan con la boca abierta. Las imágenes de los que practican este deporte de invierno son cuando menos sorprendentes. En él se mezclan el esquí y los salto en paracaídas. Una unión que crea furor entre los amantes de la adrenalina.

Para hacer speed riding sólo se necesita nieve, un parapente, unos esquís y sobre todo, y según dicen los profesionales de este llamativo deporte, "mucho valor."

Se trata de una práctica deportiva llena de adrenalina en la que hay saltos extremos, además hay que volar para sortear los cortados para una vez en tierra firme conquistar líneas imposibles.

Las condiciones deben ser idóneas para practicar este arriesgado deporte: "Se hace en nieve virgen y en días con viento cero", nos cuenta un profesional de este deporte.

Se trata de un deporte de montaña que engancha. "Cada salto te pone la piel de gallina. Hay que sentirlo, pero cuando lo haces lo normal es que quieras repetir", asegura un experto.

Aunque también avisa: "Hay que tener cuidado. Si se hace en un día con mucho viento o en terreno pedregoso puede entrañar mucho peligro".

Además, se trata de un deporte perfecto para hacerlo en tiempos de pandemia, ya que se debe hacer al aire libre y con poca gente cerca.

El peligro de los aludes en este deporte

Los aludes son muy peligrosos, pero más en un deporte que se práctica en nieve virgen como el speed riding. Por eso, en esta época donde en ciertas montañas las avalanchas son más comunes los que lo practiquen deben temer un cuidado especial.

Publicidad