Sin palabras se han quedado las integrantes del equipo nacional español al ver el primer triple doble de la historia realizado por Simone Biles, gimnasta estadounidense para la que las medallas se quedan cortas y consigue hacer historia en cada competición a la que va.

"Espectacular", apunta Lucía Guisado, seleccionadora nacional de gimnasia artística. "Increíble", define la gimnasta Helena Bonilla la actuación de la norteamericana. "Brutal", sostiene la gimnasta Ana Pérez. "Impresionante", finaliza Paula Raya.

Los adjetivos se quedan cortos para definir la espectacular actuación de Simone Biles en los Campeonatos Nacionales de Estados Unidos. El que iba a ser un ejercicio más de la cuatro veces oro olímpica con el fin de conseguir el pase a los Mundiales y, posteriormente, a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ha dado la vuelta al mundo, erigiéndose en la historia de la gimnasia y del deporte.

"En el primer mortal se ve perfectamente como hace dos piruetas y en el segundo mete la tercera. Aún así, va sobradísima. Le da tiempo a mirar el suelo y a caer tranquilamente", relata una gimnasta de la selección española maravillada.

A pesar de la repercusión que ha generado su salto, Simone Biles se mostró decepcionada, comparando su salto con otros que había conseguido en los entrenamientos: "No fue tan bueno como en alguno de los entrenamientos, aún así estoy feliz de haberlo logrado porque después de la primera vez que lo intenté había perdido confianza", declaró.

Su próximo objetivo el Mundial de Stuttgart, que se celebrará en octubre y los Juegos de Tokio en 2020.