Quaden Bayles, paseando al perro

Publicidad

Bullying

El sentido mensaje de Pedro Sánchez a Quaden Bayles, el niño que sufre 'bullying': "Estoy en política para que no seas intimidado; confía en mí"

El caso de Quaden Bayles ha conmocionado al mundo entero. A sus nueve años, víctima del 'bullying', llegó a decir que quería morirse. El presidente del gobierno ha querido madarle un cariñoso mensaje de apoyo.

Su madre dio a conocer el caso a través de varios vídeos en las redes sociales. Las desgarradoras palabras de Quaden ya han llegado a cada rincón del mundo.

El niño, de nueve años, sufre una acondroplasia que merma el crecimiento de sus huesos, razón por la que lleva años sufriendo acoso escolar. Un acoso que se ha trasladado también a las redes sociales.

El mundo entero se ha hecho eco del triste caso del pequeño Quaden. El deporte se ha volcado con él. El Indigenous All Star, equipo de rugby de Australia, quiso tener un detalle con Quaden al salir de su mano al terreno de juego en uno de los partidos.

Un excampeón del mundo de boxeo también se ofreció públicamente a enseñarle varias técnicas de defensa. Ahora, Pedro Sánchez también ha querido reaccionar mandándole todo su cariño a través de un sentido mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

"Querido Quaden, quiero un mundo más justo. Para ti, para todos. Por eso estoy en política, para transformarlo. Para que no seas intimidado. Confía en mí, tu vida nos inspira a todos. Te mando un beso desde España a ti y a tu familia", dice el presidente del gobierno en el tuit, acompañado de una foto de Quaden.

Las redes cuestionan su veracidad

A pesar de lo delicada que es esta situación, también han existido rumores que especulaban acerca de un posible engaño con respecto a todo este asunto. Se ha llegado a cuestionar la edad del niño, después de que varios usuarios en redes sociales asegurasen que Quaden en realidad no tiene 9 años, sino que es un actor de 18. Algunos también han insinuado que, partiendo de algunas de sus fotografías en Instagram, se podría concluir que Bayles no ha llevado una vida humilde, sino más bien repleta de lujos y privilegios.

Publicidad