31.999833

Publicidad

Escalada

Se juegan la vida intentando escalar un iceberg que se hundía en medio del Ártico

El iceberg comenzó a hundirse cuando los dos escaladores trataban de subir. Salvaron la vida de milagro. Ellos mismos han reconocido que fue "una estupidez".

Dos escaladores se han jugado la vida intentando escalar un iceberg. Comenzando la subida, el gran bloque de hielo comenzó a hundirse y en pocos segundos desapareció en el Ártico.

El iceberg se giró cayendo sobre los escaladores, pero estos lograron esquivarlo por un lateral. Una combinación de habilidad y fortuna que les permite seguir con vida a día de hoy.

Se trata de Mike Horn, un conocido aventurero francés. Tanto él como su acompañante reconocieron después que había sido "una estupidez". Los escaladores, que afortunadamente no sufrieron ningún daño, afirman que lo hicieron "para sentirse vivos".

El agua del Ártico se encontraba a dos grados de temperatura y los escaladores tuvieron que ser rescatados. Al igual que un grupo de senderistas en Cantabria, a los que los servicios de rescate tuvieron que prestar auxilio. Tardaron hasta doce horas en completar el rescate.

Publicidad