Publicidad

Tenis mesa

El CN Sabadell de tenis mesa recurre a dos niños para completar su convocatoria ante las bajas por coronavirus

El Natación Sabadell de tenis mesa tuvo que recurrir a Joan y Quim Barberà Soler, dos niños de 11 y 9 años, para poder completar su equipo para jugar sus partidos de la división de honor ante el Olot. Y es que la normativa de la Federación Española de tenis de mesa prohíbe el aplazamiento de partidos por casos de coronavirus.

Lo ocurrido este fin de semana en la División de Honor de tenis mesa será difícil de olvidar. Y es que el Club Natación Sabadell se vio obligado a echar mano de Joan y Quim Barberà Soler, dos niños de 11 y 9 años, para poder debutar en esta categoría tras las numerosas bajas que sufría a causa del coronavirus.

La normativa de la Federación Española de tenis de mesa es tajante y no permite aplazar partidos por coronavirus. De esta forma, estos dos jóvenes jugadores se tuvieron que medir a rivales mucho mayores que ellos.

"Es un debut muy precoz para ellos. Uno tiene nueve años y el otro tiene 11. Te saltas muchas categorías: uno es alevín y otro benjamín", explica Alex Bocanegra, entrenador del CN Sabadell.

"Ya llevan unos años jugando y el objetivo es que salieran a disfrutar"

Pese a las diferencias de edad, Quim y Joan plantaron cara a sus rivales, como relata Alex Bocanegra.

"Ya llevan unos años jugando y el objetivo es que salieran a disfrutar y que lucharan, porque aunque había una diferencia de nivel importante, siempre hay que luchar", indica Alex Bocanegra

"Les dejaron jugar un poco, no abusaron de la diferencia de nivel. Y eso también se agradece", asegura Alex Bocanegra, entrenador del CN Sabadell.

Publicidad