64

Publicidad

Ronnie O'Sullivan

Ronnie O'Sullivan, el genial y controvertido mejor jugador de la historia del snooker

Apodado 'The Rocket', Ronnie O'Sullivan es al snooker lo que Messi o Maradona al fútbol. Seis veces campeón del mundo, nadie discute que es el más grande ni tampoco de que es el jugador más controvertido. Capaz de tirarse un pedo en plena partida o de jugar con las uñas pintadas de rosa por una buena causa. Genio y figura.

Ronnie O'Sullivan, apodado como 'The Rocket', es el jugador más grande de la historia del snooker. Una auténtico genio, con seis títulos mundiales a sus espaladas, con un juego espectacular y vertiginoso, y capaz de realizar un frame perfecto 147 puntos) en cinco minutos y ocho segundos.

Es el número uno del snooker, el Messi de las carambolas pero también un tipo raro y excéntrico. Arma el taco con el taco de billar y sin él.

Y es que la historia de Ronnie O'Sullivan es de película. Su padre fue encarcelado por asesinato cuando su precoz carrera comenzaba a despegar. Las drogas y el alcohol se cruzaron en la vida de este genio del billar, un infierno del que escapó trabajando en una granja de cerdos.

Juega con las uñas pintadas o se tira un pedo en plena partida

Superados esos malos momentos, O'Sullivan se ha convertido golpe a golpe en el mejor jugador de la historia del snooker. Sus 37 títulos hablan por si sólos, pero además a esos éxitos se une su tremenda y muchas veces polémica personalidad.

Se ha llegado a meter en la grada para hacerse un selfie con sus admiradores o llamar la atención del árbitro por una familia que no paraba de moverse y le despistaba.

Durante el Abierto de Inglaterra decidió jugar con las uñas pintadas de rosa para apoyar la lucha contra el cáncer de mama y hace no mucho se llegó a tirar un pedo en plena partida. Un auténtico fenómeno dentro y fuera de una mesa de billar.

Publicidad