Publicidad

LGTBI

El PSOE calcula que en España hay 142 futbolistas profesionales gays y propone detener las competiciones si hay insultos homófobos

El PSOE ha registrado una proposición no de ley para luchar contra el rechazo al colectivo LGTBI en el mundo del deporte y en especial en el fútbol. Cifra en 142 los futbolistas profesionales homosexuales y pide que se puedan suspender las competiciones durante 5 minutos ante actos "intolerables" contra dicho colectivo.

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley en la que pide al Gobierno una campaña de sensibilización para la erradicación de la LGTBIfobia en el ámbito deportivo y especialmente en el fútbol.

Según el escrito presentado por el grupo socialista, al que ha tenido acceso Antena 3 Noticias, el PSOE propone la suspensión durante 5 minutos de la competición cuando se produzcan "actos intolerables contra la comunidad LGTBI, racismo o violencia contra las mujeres".

Además contempla cursos para formar al personal directivo, técnico y deportivo en el respeto a la diversidad en general y a la realidad de las personas LGTBI en particular.

El grupo socialista ha apoyado su propuesta en algunos estudios sobre la población LGTBI que cifran en que al menos el 6% de la población europea forma parte de este colectivo. El PSOE teniendo como base estas cifras hace la media y concluye que "de cumplirse esa hipótesis, en España alrededor de 1,3 millones de personas LGTBI practicarían deporte y 270 de los 4.453 deportistas de alto nivel registrados en el Consejo Superior de Deportes en 2017 pertenecerían a él".

Segmenta también el PSOE por disciplinas y dice que en el mundo del fútbol habría algo más de 42.000 jugadores LGTBI federados, según datos de 2016 de los cuales "142 lo harían como profesionales".

Pese a estas cifras hay muy poco futbolistas reconocidos que hayan admitido pertenecer al colectivo LGTBI.

Tema tabú en el mundo del deporte

El PSOE lamenta que "en pleno siglo XXI, la orientación sexual no heterosexual o la participación de las personas transexuales sigue siendo un tema tabú en el deporte en general y en fútbol en particular aún hay una invisibilidad obligada por la intolerancia y la presión social".

Explican los socialistas que "el deporte en general y el fútbol en particular son de los ámbitos más hostiles para las personas LGTBI de nuestra sociedad, lo que deja en entredicho su grado de democratización efectiva".

Publicidad