93.013167

Publicidad

Balonmano

Polémica en el primer partido con mascarillas entre Ademar y Sinfín de balonmano: "Llegamos al vestuario mareados"

El protocolo aprobado por la Junta de Castilla y León obliga al uso de mascarilla contra el coronavirus en toda práctica deportiva con contacto en espacios cerrados: "Nadie entendía nada", lamentan los jugadores.

A punto de comenzar el choque entre el Ademar y el Sinfín se comunica un aviso de última hora: "El partido se debe disputar con mascarilla sí o sí. Ningún equipo entiende nada". Así lo explica Manolo Cadenas, entrenador del Abanca Ademar: "Nadie se lo creía y al final pues a jugar con mascarillas". Ha ocurrido en la Liga Sacyr ASOBAL por las normas de la Junta de Castilla y León contra el coronavirus.

Unas mascarillas que dieron problemas desde la primera jugada: "En un salto un jugador se quedó con la mascarilla del contrario en la mano", señala Natan Suárez. "Así que íbamos a tres o cuatro mascarillas por jugador durante todo el partido. Imagínate el cargamento de mascarillas que necesitábamos", explica Rubén Marchán.

60 minutos duros de aguantar

La mascarilla estuvo más en la barbilla que tapando nariz y boca: "La mascarilla duró puesta en su sitio creo que fueron 10 minutos". 60 minutos duros de aguantar que dejaron sensaciones extrañas: " Llegamos al vestuario y más de un jugador de los dos equipos estábamos un poco mareados por la falta de aire", dice Rubén.

Complicado también para ellos, los árbitros: "Se levantó la mascarilla y llevaba el silbato dentro de la boca durante los 60 minutos", relatan los jugadores. Un partido que pasará a la historia por el ser el primero de una competición de alto nivel que se disputó con mascarilla.

Cada vez más hospitales de España prohíben las mascarillas de tela y obligan a usar quirúrgicas contra el coronavirus

Publicidad