Publicidad

Golf

Paco Jémez salva la vida a un golfista que había sufrido un infarto en A Coruña

El entrenador Paco Jémez, en la actualidad sin equipo, ha admitido que no había hecho nunca una reanimación y que estuvo durante diez largos minutos tratando de reanimar al hombre de 66 años. "Nunca había sentido una satisfacción así", reconoce Jémez a Antena 3 Deportes.

El entrenador Paco Jémez está actualmente sin equipo, pero gracias a su pasión por el deporte, y en este caso por el golf, se ha convertido en un héroe. El suceso tuvo lugar en el campo de golf de A Zapateira, en A Coruña. El exentrenador del Rayo Vallecano estaba cruzando hacia un hoyo cuando se topó con varios ancianos asustados mientras otro se encontraba en el suelo tendido. El hombre había sufrido un infarto y Jémez se apresuró a ayudarles.

"Al llegar ahí y ver que estaba morado, no respiraba y casi no tenía pulso, nos dimos cuenta de que era grave. La sensación que tuve, dentro de mi desconocimientos, es que estaba muerto", explica Paco Jémez a Antena 3 Deportes.

Jémez empezó a hacerle masaje cardiaco y ejercicios de reanimación mientras por teléfono recibía instrucciones de un médico. Entonces fue rápidamente otra golfista del club, enfermera, que le ayudó en su intento por salvar al hombre, que no respiraba ni tenía pulso. El técnico le practicó el masaje cardiorrespiratorio durante diez minutos y con la ayuda de esa enfermera consiguieron mantenerle con vida hasta que llegó la ambulancia.

"Nos dijo que le hiciéramos masajes cardíacos porque era la único que podía mantenerle con vida. Y ahí que me puse... Fueron diez minutos que se te hacen eternos", reconoce Jémez.

Su actuación fue clave

Después llegaron los servicios de urgencias que estabilizaron y evacuaron al anciano al hospital, donde se está recuperando.

Jémez nunca había realizado una reanimación y explica que la mujer del hombre de 66 años le llamó para agradecerle su acción.

"He recibido una llamada de su esposa, encantadora, agradeciéndome en el alma", asegura Paco Jémez.

"Esa satisfacción personal que yo noto en estos momentos es inigualable. Esto va mucho más allá de cualquier triunfo", admite Jémez.

"Yo no soy ningún héroe. Héroes son las personas que lo hacen a diario, esos sí que son héroes", afirma Jémez.

Publicidad