"He escuchado alguna vez que me llamaban 'maricón'". Víctor Gutiérrez salió del armario hace tres años, un tabú que sigue en el deporte por "perder patrocinadores" o "al rechazo del vestuario".

Reconoce que hay varios deportistas españoles que, de manera confidencial, se han puesto en contacto con él para contarle su situación. Cree que en el fútbol es "muy difícil salir del armario", sobre todo en equipos con patrocinadores árabes.

Cree que para un equipo con "un contrato firmado con Fly Emirates o con Qatar Airways, países donde la homosexualidad está castigada y perseguida", tener a un jugador homosexual se le antoja "complicado".

Te puede interesar:

La portada de 'L'Équipe' contra la homofobia da la vuelta al mundo: "Besa a quien quieras"