En el hogar de los mayores de Moralzarzal han vivido un espectáculo diferente. Los protagonistas: los puños, los guantes, el juego de pies, la guardia, el golpe... Y, sobre todo, ella.

De eso han podido dar fe todos los que, impresionados, han asistido a la exhibición de la campeona del mundo antes de intentar revalidar su título.

Lo hará ante una rival peleona que peleará contra una inteligente defensora del título, lo que serán los ingredientes para una velada que prometen única. Desde luego a los que se han acercado a verla entrenar ya les tiene totalmente ganados.