Christopher Remkes ha vivido una de las peores jornadas de su vida en Doha. Allí se disputa la Copa del Mundo de Gimnasia y allí ha sufrido una lesión que pone los pelos de punta.

Al realizar su rutina de suelo, aterrizó de mala manera, con su rodilla doblándose hacia adentro. Unas duras imágenes que enmudecieron al pabellón.