La respuesta entre las gamers es clara. Reconocen sufrir acoso "todos los días", una condición que en los deportes electrónicos pasa factura. Los insultos que reciben son gravísimos.

"Puta, zorra, vete a fregar...". Son algunas de las 'lindezas' que Ainhoa Campos, narradora de 'League of Legends', y la streamer Sandra Cabeza reconocen recibir a diario.

Falta de referentes

Por no hablar del acoso sexual cibernético. Porque detrás de una pantalla, insultar es mucho más fácil: "Son todos muy valientes". Para solucionar esta situación tienen dos opciones: "meterte en el lío o pasar".

La falta de referentes femeninas puede ser un inconveniente, como reconoce Sandra Cabeza, que afirma que se emociona al ver a una mujer destacar. La clave es la unión para acabar con el cibermachismo en los esports.

Te puede interesar:

¿Qué son los eSports? Así es el fenómeno que arrasa en todo el mundo