Un surfista brasileño y una australiana se han proclamado este domingo campeones de la última etapa del mundial de surf, en Brasil.

Filipe Toledo logra ascender al tercer puesto del ranking mundial tras una final de infarto en la que ha superado a su rival sudaficano con dos buenas olas.

Por su parte, Sally Fitzgibbons, se ha convertido en la número uno de la clasificación gracias a su espectacular actuación en la competición.