El Barça Lassa se ha proclamado campeón de la liga Asobal 2018-2019 al vencer en el Palau Blaugrana al Quabit Guadalajara por 40-24 después de un encuentro sin historia y en el que los azulgrana no dieron opción a un rival que, a pesar de sus bajas, en todo momento intentó dar la cara.

Es el noveno título azulgrana consecutivo, que suma ya 18 de Liga Asobal y 26 en total de la máxima competición. Además, el haberlo logrado a falta de siete jornadas para el final de la competición representa un nuevo récord, batiendo el que el equipo de Xavi Pascual ostentaba desde la pasada temporada en que proclamó campeón en la jornada vigésimo cuarta.

Además el equipo alcarreño llegó mermado al choque por las ausencias por motivos laborales de Victor Vigo, Javi Parra y el meta José Javier Hombrados. Lo positivo fue poder contar con la reaparición tras casi siete meses de baja por una lesión de rodilla del central ex azulgrana Víctor Montoya.

 

En cuanto al encuentro, que fue de guante blanco y en el que Xavi Pascual dejó fuera de la convocatoria, para no forzarlo, al pivote francés Cedric Sporhaindo, que reapareció la pasada semana, solo tuvo color azulgrana desde el primer instante.

Así, en apenas seis minutos el técnico visitante César Montes tuvo que parar el partido (6-1) porque los azulgrana rompían su defensa al contraataque y el resultado no era más contundente porque el meta Adrián Eceolaza se mostraba muy acertado (7 paradas en el primer tiempo).

En el ecuador de la primera mitad se llegaba con 12-4, merced a la efectividad de Aron Palmarsson, Áleix Gómez y Dika Mem. Pascual empezaba sus rotaciones cambiando a todos sus jugadores campo a excepción del meta Gonzalo Pérez de Vargas.

 

La defensa azulgrana apretaba a la primera línea del Guadalajara y le forzaría 14 pérdidas en la primera mitad, pero las acciones de Pablo Paredes recortaban distancias (17-11, m.27) aunque la reacción local no se hizo esperar y por medio de Nemanja Ilic llegaba un parcial de 4-0 que dejaba el marcador en 21-11 al final del primer período.

El meta madrileño Carlos Donderis relevaba a Eceolaza en la meta del Guadalajara y Victor Tomás, que mediada la primera mitad tuvo que dejar la pista al torcerse el tobillo derecho y que volvió al inicio de la segunda se iba al banco a los cinco minutos y ya no volvería.

El equipo de César Montes, con Pavel Niewrzawa dirigiendo bien al equipo y sumando dos goles casi seguidos, recortaba diferencias (24-17, m.39), pero Ludovic Fábregas y Nemanja Ilic dejaban las cosas en su lugar (31-20, m.50). Además Gonzalo Pérez de Vargas iniciaba su recital de paradas (7 en esta segunda mitad) y la diferencia llegaba a 16 goles (40-24), con una pena máxima transformada por Áleix Gómez que cerraba el choque.