JJOO Tokio 2020

Oficial: No habrá público en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021

El incremento de contagios de coronavirus en Japón ha llevado a la organización Tokio 2020 a celebrar los Juegos Olímpicos sin espectadores.

Publicidad

Los Juegos Olímpicos de Tokio se disputarán del 23 de julio al 8 de agosto sin público en las gradas, según ha confirmado hoy el comité organizador.

La decisión de renunciar a la presencia de público durante las competiciones en las Olimpiadas de 2021 se debe al incremento de casos de COVID-19 en Tokio, una situación que ha llevado a decretar de nuevo el estado de emergencia en Tokio, la capital de Japón.

Y es que este mismo jueves las autoridades niponas decretaban el estado de alarma en Tokio ante el incremento de los positivos, después de que el pasado lunes se notificar 920 nuevos casos, la mayor cifra de positivos desde el pasado 13 de mayo (1.010).

Hace unas semanas el Gobierno de Japón autorizó la presencia de público en las gradas de los Juegos Olímpicos, con un aforo máximo de 10.000 espectadores. Pero esa medida ya es historia después de que la epidemia se haya complicado en Japón a medio mes del comienzo de los JJOO.

La ministra nipona a cargo de los Juegos Olímpicos de Tokio, Tamayo Marukawa, fue la encargada de anunciar esta medida, inédita en una cita olímpica tras la reunión celebrada hoy entre los responsables de la organización y representantes de los comités olímpico y paralímpico internacionales.

Publicidad

jjoo

29 atletas de los Juegos Olímpicos pertenecen al equipo de refugiados y representan la esperanza para miles de familias

En el campo de refugiados de Kakuma, en Kenia, las rutinas diarias han cambiado debido a la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya que hay 29 deportistas que pertenecen al equipo olímpico de refugiados.

Achraf Habbar, delantero de la segunda andaluza, denuncia insultos racistas y destrozos en su coche

Achraf Habbar, delantero de la segunda andaluza, denuncia insultos racistas y destrozos en su coche

Achraf Habbar, jugador de la segunda división andaluza de origen marroquí, ha sido víctima de una serie de ataques de índole racista intolerables.