Gamers disfrutando en la Madrid Games Week

Publicidad

eSports

Las nuevas zapatillas de 90 euros para 'gamers' que revolucionan el mercado de los videojuegos

Las zapatillas, con un precio de 90 euros, están diseñadas única y exclusivamente para la práctica de los videojuegos, tanto para aficionados como para profesionales.

En resumen

  • Ya se han puesto a la venta en Australia y Nueva Zelanda pero próximamente llegarán a España.
  • Ofrece tres modos de juego: Búsqueda, ataque y defensa.

Pese a haber sido lanzadas pocos días atrás estas nuevas zapatillas creadas para largas sesiones de videojuegos ya han levantado gran revuelo entre la comunidad 'gamer'. Están diseñadas única y exclusivamente para su uso en interior por lo que no son aptas para caminar por la calle o la práctica deportiva.

Puma ha lanzado las nuevas Active Gaming Footwear, un excéntrico producto que ha creado no poca polémica en sus primeros días de vida. La empresa alemana asegura haber contacto con profesionales del mundo del videojuego para conocer las necesidades de estos durante sus sesiones, por lo que se han centrado en aportar una mayor sujeción y agarra pese a no tener cordones.

Con suela antideslizante y un tejido centrado en la eficiencia de la función de transpiración, estas nuevas zapatillas para aficionados a los videojuegos tiene realmente un parecido mayor con un calcetín que con unas zapatillas tradicionales.

Además, según los creadores ofrece tres 'modos de juego': El modo búsqueda que garantiza un agarre óptimo en la parte media; el modo ataque que se centrar en soportar una envoltura lateral y el modo defensa, que busca proporcionar mayor estabilidad en el tacón.

Numerosos usuarios en redes sociales, con tono irónico, se preguntan donde se encuentra el botón para el cambio de modo, aunque el tiempo será el que diga si se trata de una aportación significativa a la comunidad de videojuegos o una mera excentricidad.

Su precio de salida en Australia y Nueva Zelanda, donde ya se han puesto a la venta, ronda los 90 euros y se espera que lleguen próximamente a España.

Publicidad