79.999667

Publicidad

Coronavirus

La nueva realidad de los gimnasios en la desescalada del coronavirus: "Se cumplen todas las medidas a rajatabla"

Todos los gimnasios que se encuentran en las provincias que han entrado en la fase 1 de la desescalada del coronavirus han podio abrir, con muchas restricciones, sus instalaciones. Descubrimos cómo es la nueva realidad de los gimnasios.

Todo aquel que ha vuelto a un gimnasio esta semana ha podido comprobar que la realidad es muy diferente a la previa a la epidemia del coronavirus.

Y es que estos centros del culto al cuerpo han tendido que adaptarse a las exigentes medidas sanitarias y de protección para combatir a la COVID-19.

Para empezar, todos los que acuden desinfectan manos y suela de las zapatillas en la entrada. Una vez dentro del gimnasio, el aforo es del 30%, las cintas de correr están activadas una de cada tres y en las clases es imprescindible respetar la distancia de seguridad con los otros usuarios.

"Se está llevando todo a rajatabla. Entrenando a un cliente por entrenador y llevando a cabo todas las medidas de limpieza tanto antes como después", explica José Ramos, gerente de un gimnasio.

"Cuando terminan los entrenamientos, el material se rocía con el desinfectante. Los vestuarios están cerrados completamente, no se usan. Y los baños se usan sólo en caso de necesidad", asegura Ramos.

De momento, sólo han podido abrir los gimnasios de las provincias o zonas sanitarias que se encuentran ya en la fase 1 de la desescalada del coronavirus. El resto deberán esperar al próximo lunes 18 de mayo.

Publicidad