Récord de escalada

Un niño de 8 años, récord de precocidad en escalar el mítico Capitán

Sam Adventure Baker escaló durante cuatro días junto a su padre la imponente pared de casi 1.000 metros de altura en Parque Nacional de Yosemite, California.

Publicidad

El Capitán es la pared más icónica del mundo de la escalada, aún más famosa desde que el escalador Alex Honnold ganara el Oscar al mejor documental con "Free Solo", una película de su escalada en libre. Un niño de ocho años ha conseguido ser la persona más joven en ascender el muro, eso si, en escalada guiada.

Sam Baker, destinado al mundo de la montaña

Criado en Colorado en el seno de una familia de montañeros, Sam Baker, de ocho años, se propuso esta semana convertirse en el chico más joven en subir El Capitán. Desde su más tierna infancia acompaña a su padre, Joe, a escalar, pero fue hace menos de dos años cuando el mítico muro granítico se convirtió en una obsesión para el pequeño.

"Se puso un arnés antes de empezar a andar"

Joe Baker, padre de Sam

"Se puso un arnés antes de empezar a andar", ha comentado Joe a diversos medios norteamericanos. Su ascenso ha tenido un enorme seguimiento mediático en Estados Unidos durante los cuatro días que ha durado su aventura.

Cuatro días y tres noches colgados de la pared

Sam Adventure Baker (el segundo nombre es real, Aventura) y su padre, Joe Baker, comenzaron su viaje el martes 25 de octubre acompañados por dos guías. Entre el material de escalada, sacos de dormir, agua y comida llevaban decenas de kilos de material. Y es que la ascensión era, como ha definido Ann, la madre Sam, "una acampada de varios días pero en altura".

El Capitán es una pared prácticamente lisa que no ofrece refugios ni cornisas donde hacer vivac, por lo que padre e hijo han dormido colgados en catres a cientos de metros del suelo.

"Quedé impresionado por su resistencia, sobre todo por la noche"

Joe Baker, padre de Sam

"Quedé impresionado por su resistencia, sobre todo por la noche", contaba orgulloso Joe a las televisiones con las que contactó en directo desde la pared.

"Hemos comido macarrones con queso y hemos visto un trozo de "El Rey León", porque como cualquier niño de su edad, Sam, necesita entretenerse y llenar los tiempos muertos en los que la noche hacía peligrosa la escalada.

El viernes 28 la familia anunció en su página de Facebook que padre e hijo habían alcanzado la cima.

Publicidad