102.997167

Publicidad

Madrid

Multitudinaria concentración de ciclistas frente al Ayuntamiento de Madrid para exigir carriles bici seguros

Exigen una red de carriles extensa y segura para poder circular a salvo de los coches en Madrid, como ocurre en otras ciudades de España. El uso de la bicicleta se ha multiplicado desde la pandemia del coronavirus.

A diferencia de lo que ocurre en otros países de Europa, desplazarse en bicicleta por España sigue siendo una auténtica odisea, y por ello han protestado miles de personas frente al Ayuntamiento de Madrid.

Los manifestantes, todos en bicicleta, exigen al Ayuntamiento una red de carriles que aporte la extensión y seguridad suficientes para estar a salvo de los vehículos durante sus desplazamientos en bicicleta.

Critican que el plan de infraestructura de la Castellana, aprobado hace un año, lleve tanto tiempo parado. Al grito de "¡Carril bici ya, carril bici ya!", cerca de 2.000 personas mostraban su descontento en el centro de Madrid durante las últimas horas.

Los manifestantes no entienden que en Madrid, al contrario que en otros lugares, aún no se haya mejorado este aspecto. En otras ciudades como Córdoba también ha habido protestas por la peligrosa estrechez de uno de estos carriles bici creados por el Ayuntamiento.

Los ciclistas tienen que enfrentarse día a día a un buen número de inconvenientes, como son la contaminación directa, la velocidad de los vehículos con los que comparten vía en distintos tramos o la agresividad de algunos conductores.

Beneficios de una buena red ciclista

Sin embargo, el uso de bicicleta supone también una serie de ventajas. Además de contaminar menos y contribuir a la reducción de emisiones, desplazarse en bicicleta resulta cómodo, rápido y económico. Eso sí, para obtener estos beneficios es fundamental que el Ayuntamiento de la capital amplíe estos carriles y los dote de la seguridad suficiente.

Aumenta el uso de bicicletas durante la pandemia

Los desplazamientos en bicicleta se han multiplicado desde que comenzó la pandemia de coronavirus. El miedo al contagio en el transporte público es la principal razón de aquellos que han decidido volver a coger la bicicleta después de mucho tiempo.

Su uso supone un gran alivio para el medio ambiente y por ello, los manifestantes piden que se trabaje para optimizar los carriles bici de Madrid, algo que ya se hizo hace tiempo en otras capitales europeas.

Publicidad