En el box del equipo de Héctor Barberá continúan buscando la moto desaparecida. El piloto valenciano tenía decidido abandonar la competición por diferencias con su equipo.

Pero la polémica está servida. Ahora, Imre Toth, el dueño del equipo, insinúa que Barberá fue el que robó su propia moto: "Héctor pensaba que si venía aquí y cogía la moto podía explicar a los medios que no salía a correr por culpa del equipo".

En el mundo del motociclismo tampoco ven la historia con claridad. Los antecedentes penales de Barberá juegan en su contra.

Te puede interesar:

Héctor Barberá denuncia el robo de su moto y se retira del Mundial de Superbikes: "Hasta aquí hemos llegado"