Muchas dudas había sobre cómo recibiría Arabia Saudí a las mujeres pilotos del Dakar. El país, uno de los más desiguales en cuanto a género, organizará la próxima edición del rally y tras el primer contacto lo cierto es que todas están mucho más tranquilas.

"Iba con dudas sobre cómo salir del hotel, pero igual que en cualquier lado. Con camiseta y gorra", dice Laia Sanz.

Nani Roma coincide con su compañera: "Ha cambiado mi visión de esto. Había muchas mujeres y también estaban gratamente sorprendidas".