Fórmula 1

Tremendo enfado de Alonso con Vettel tras obstruirle en Q2: "¿Pero qué c..? No me lo puedo creer"

Fernando Alonso se enfadó con Sebastian Vettel después de que este se le cruzara en la última curva e impedir que el asturiano mejorase la vuelta. El alemán pidió perdón varios segundos después.

Tremendo enfado de Alonso con Vettel tras obstruirle en Q2: "¿Pero qué c..? No me lo puedo creer"

Publicidad

Mala suerte para Fernando Alonso en la clasificación del GP de Austria de Fórmula 1. El piloto asturiano no pudo meterse en la Q3 después de un gran viernes y un sábado en el que marcó el tercer mejor tiempo en la Q1.

Sin embargo, esta vez no fue culpa ni del coche, ni del trazado ni del propio Fernando, fue Sebastian Vettel quién impidió que Alonso pudiera clasificarse para la Q3. El piloto alemán de Aston Martin, que hoy cumple 34 años, se ha cruzado delante del Alpine del asturiano en la última curva impidiendo que Fernando pudiera mejorar la vuelta. El bicampeón se habría metido entre los 10 mejores porque había mejorado en todos los sectores.

"¿Pero qué c..? No me lo puedo creer", dijo Fernando por radio tras el incidente. Sebastian Vettel pidió perdón a Alonso en la misma recta y dejó un recado a sus ingenieros: "Avisadme, esto un desastre", dijo el piloto de Aston.

Lo peor es que en la Q2 también sufrió un problema parecido el asturiano ya que en su primer intento se encontró con un Alpha Tauri y no pudo marcar un buen tiempo: "Qué desastre, lo que está haciendo Toro Rosso en particular…", dijo por radio el piloto de Alpine.

Fernando Alonso saldrá 14º mañana, a la espera de una posible sanción a Vettel, que terminó 8º. El español tendrá que volver a sacar la varita mágica en la salida si quiere tener opciones de puntuar.

"Es una penalización para 12 coches, incluido 'Seb"

Fernando Alonso habló con la prensa tras lo sucedido y quiso dejar claro en primer lugar el gran rendimiento que ha dado el Alpine: "Fue una sorpresa también para nosotros ver lo competitivos que éramos. El coche era muy bueno, muy rápido, muy equilibrado, era un placer pilotarlo. La posición es imposible saberla, pero si era tercero en Q1, podía ser tercero en Q2 hasta la última vuelta… quizás cuarto o quinto en la Q3", aseguró.

Después, en referencia al incidente con Vettel no quiso echarle la culpa al alemán pero mandó un recado a la FIA: "No pienso que sea culpa de Seb, en esas curvas estás en manos de tus ingenieros y además él tenía un coche delante y no podía desaparecer. Supongo que no penalizarán a 12 coches, pero es la única manera por la que podría cambiar nuestro fin de semana. Es una pena".

En último lugar dio un consejo a la FIA: "O ponemos retrovisores en los coches, o hay que ser más duros con las penalizaciones. Es la única manera, la única. Imagino que la FIA querrá aprender también para gestionar esto mejor, porque en la categoría ‘top’ del automovilismo no puedes ver a diez coches esperando a cinco kilómetros por hora antes de empezar su vuelta", concluyó.