Michael Schumacher

Todo lo que sabemos sobre el estado de salud de Michael Schumacher tras su accidente: "Tiene la cara más rellena"

Lo que no se ha visto en el documental de Michael Schumacher: qué se sabe de la salud del expiloto de Fórmula 1 tras su accidente hace 8 años.

Corinna y Michael Schumacher en 2006. El piloto de Fórmula 1 sufrió el accidente en 2013.

Publicidad

El próximo 29 de diciembre se cumplen ocho años del accidente de Michael Schumacher mientras esquiaba en la estación de Méribel, en los Alpes Franceses. Desde entonces, el hermetismo alrededor del Kaiser y su estado de salud ha sido casi absoluto.

En junio de 2014 el piloto de Fórmula 1 pasó a estar internado en el hospital universitario de Lausana, Suiza. Tras pasar poco más de 250 días entre diversas clínicas, el expiloto de Ferrari regresó a su hogar, una mansión a orillas del Lago Geneva, en Gland, Suiza, que fue reformada para mantener con vida al heptacampeón de F1.

Poco a poco fuimos sabiendo nuevos datos sobre el estado del Michael Schumacher. En 2016, el abogado de la familia, Felix Damm, desveló que el alemán no podía caminar y ese dato fue uno de los primeros que aportó algo nuevo desde su accidente.

Ya en 2018, un familiar que se mantuvo en el anonimato habló con la revista 'Paris Match': "Cuando lo pones en su silla de ruedas frente al hermoso panorama de las montañas que miran al lago, Michael a veces llora".

Asimismo, el arzobispo Georg Ganswein aportó nuevos detalles a la revista 'Bunte': "Me senté frente a él, lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher; sólo se ha vuelto un poco más rellena".

"La nieve no es óptima"

La esposa de Michael Schumacher, Corinna Schumacher, ha participado en el reciente documental de Netflix sobre la carrera de su marido. Aunque no ha desvelado datos sobre su salud, sí ha explicado cómo lleva la familia la situación: "No importa lo que pase, haré todo lo que pueda. Todos vamos a hacer eso. Hacemos todo lo posible para mejorar a Michael y asegurarnos de que se sienta cómodo y solo para que se sienta como si estuviera con su familia para continuar con nuestro vínculo".

Recordó asimismo lo ocurrido aquel 29 de diciembre: "No sé si es solo una especie de muro protector que tú misma levantas o si es porque eres de alguna manera ingenua, pero simplemente nunca se me ocurrió que algo podría sucederle a Michael". Y desveló un dato: "Poco antes de que sucediera (el accidente) en Méribel, me dijo: "La nieve no es óptima. Podríamos volar a Dubai y hacer paracaidismo allí".

En el documental explica asimismo por qué decidieron no informar sobre el estado de salud de Michael Schumacher: "'Lo privado es privado, siempre decía él. Para mí es muy importante que pueda seguir disfrutando de su vida privada tanto como sea posible. Michael siempre nos protegió. Ahora estamos protegiendo a Michael. Por supuesto que extraño a Michael todos los días, pero no soy solo yo quien lo extraña: los niños, la familia, su padre, todos los que están cerca de él. Michael está aquí de una manera diferente, pero está aquí y creo que eso nos da fuerza".

Sigue la carrera de su hijo Mick

Michael Schumacher tiene 52 años y puntualmente se ha filtrado en los medios algunos comentarios de su antiguo jefe en Ferrari, Jean Todt, una de las pocas personas de la vida pública que le visitan periódicamente.

Michael Schumacher "sigue la carrera de Mick" tras su fichaje por Haas F1 Team, afirmó Todt a un medio francés, sin revelar más detalles sobre su estado, más allá de desearle "una mejoría". "Michael ha amado siempre la competición", afirmó Corinna, la esposa del expiloto y madre de Mick.

Hermetismo total alrededor de Michael Schumacher

Corinna Schumacher y la exmanager de Michael Schumacher, Sabine Kehm, fueron casi desde el minuto siguiente al accidente de esquí los dos puntales que lograron mantener la discreción en torno al estado del expiloto, mientras medios de todo el mundo convertían en un gran plató el aparcamiento de la clínica de Grenoble donde fue ingresado.

Corinna Schumacher, esposa de Michael desde 1995 y madre de sus dos hijos -Gina Maria y Mick- compartió con Kehm la tarea de contener a los medios y, a la vez, representar a Michael Schumacher en galas de homenaje u otros actos. Son muchas las especulaciones a las que ha tenido que salir al paso en este tiempo. Desde las informaciones sobre un supuesto deterioro del estado de salud a las nunca comprobadas dificultades financieras de la familia.

Michael Schumacher ingresó en la clínica de Grenoble tras su accidente con un traumatismo craneoencefálico que le dejó en coma durante seis meses y luego en estado vegetativo.

Llevaba por entonces dos años retirado como piloto, pero ello no evitó que su estancia se convirtiera en exponente de acoso mediático, entre sucesivos intentos -en vano- por lograr una foto del ídolo.

Despertó del coma inducido a los seis meses del accidente. Se le trasladó a un centro de rehabilitación en Lausana (Suiza) y, de ahí, al chalet familiar de Gland, acondicionado para brindarle la atención que precisaba.

Publicidad