Concretamente, en el anteriormente nombrado torneo de Goodwood, anualmente se celebra un festival automovilístico en el que Carlos Sainz ha sido el embajador de esta edición.

En 1968, Bruce McLaren creó el M8A para cometir en el conocido campeonato estadounidense, consiguiendo una racha de cuatro victorias consecutivas.

Fue en junio de 1970, cuando Bruce McLaren perdió la vida conduciendo el citado coche, cuando realizaba los test de pretemporada en el circuito. En ese momento, el creador de la escudería, perdió el control y sufrió el accidente, que le provocó la muerte.

Además, el M8 de los McLaren es uno de los más apreciados dentro de la historia del automovilismo, no solo por lo anteriormente mencionado, sino por el estruendoso sonido de su motor Chevrolet V8.