El McLaren MCL34 pudo haber terminado el día en la parte trasera de la tabla, pero Norris pudo sacar conclusiones positivas en las 79 vueltas que dio al trazado barcelonés. El piloto de 19 años estableció un crono de 1:17.709 antes de que un problema hidráulico le obligase a detener su coche por segunda vez en la sesión.

Sin embargo, ese registro del joven inglés fue suficiente para batir al resto este martes. El segundo más rápido fue el francés de Red Bull Pierre Gasly, a 0.006 segundos, mientras que Lance Stroll logró el tercer lugar en tercer lugar para Racing Point en los 82 giros al circuito de Montmeló.

El día también fue testigo de los primeros problemas de pretemporada para Mercedes, que sufrió una avería de presión de aceite en el monoplaza de Valtteri Bottas. Este percance le llevó al box toda la tarde -apenas dio siete vueltas- y Lewis Hamilton, el vigente campeón del mundo, se lo tomó con calma siendo el duodécimo mejor de la tanda.

Las cosas tampoco fueron muy fáciles para Ferrari, ya que el SF90 de Charles Leclerc tuvo que permanecer en el garaje por un largo período mientras el equipo investigaba un problema de enfriamiento en el monoplaza, antes de que Sebastian Vettel lograse el cuarto mejor tiempo de la sesión, a 0,2 segundos de Norris.

Además, la jornada dejó la visita del español Fernando Alonso, donde causó sensación nada más pisar el paddock. El asturiano repartió autógrafos y se fotografió con varios aficionados antes de reunirse con Carlos Sainz. Este martes, precisamente, ha confirmado que lucirá el dorsal 66 en la próxima edición de las 500 Millas de Indianápolis.