Desde el año 2006, la publicidad de marcas de tabaco está prohibida en la Fórmula 1. Esta normativa afectó a muchos equipos, grandes marcas como West, Mild Seven o BAR tuvieron que desaparecer.

El debate ha vuelto a suscitarse con las imágenes de los nuevos monoplazas de Ferrari y McLaren, que cuentan con patrocinadores que han hecho levantar las sospechas ante una posible publicidad encubierta.

Ya se 'escondieron'

En el caso del 'Cavalino Rampante', cuenta con Philip Morris (PMI) como gran apoyo económico. Para esquivar esta normativa, en Ferrari tienen el logo 'Mission Winnow', una división de la empresa que la tabaquera define como "un programa de contenidos relacionados con la ciencia, la innovación y la tecnología como vehículos de mejora y transformación para PMI y sus colaboradores".

Marc Gene, a bordo del Ferrari | Getty Images

No es la primera vez que en Ferrari hacen algo similar. Desde 2007 hasta 2010, Ferrari intentó 'camuflar' el patrocinio de Marlboro de diversas maneras, como con el famoso 'código de barras' blanco que había en el alerón trasero y en el morro del monoplaza.

McLaren se une

Ante esta situación, McLaren anunció su acuerdo de patrocinio con British American Tobacco, que cuenta con marcas como Lucky Strike o Rothmans. En su caso, se 'esconden' en el monoplaza de Carlos Sainz y de Lando Norris con el lema 'A Better Tomorrow', un lema que explican como "una plataforma global para acelerar el programa de transformación de British American Tobacco".

'A Better Tomorrow', la publicidad de la discordia del McLaren | Reuters

Es el debate al que tiene que hacer frente la Fórmula 1, la vuelta de las tabaqueras al 'Gran Circo', que se cuelan en los monoplazas de toda la parrilla de manera sutil.