23.999833

Publicidad

Motor

Luca Corberi se retira del deporte a los 23 años tras su agresión en los karts: "No participaré durante el resto de mi vida"

Es la penitencia que se ha impuesto Luca Corberi, no ha esperado ni a la sanción. Luca Corberi lanzó una pieza de su kart a un rival y luego se lió a puñetazos en boxes.

La carrera deportiva de Luca Corberi ha llegado a su fin tras una incomprensible agresión a un rival, Paolo Ippolito, en la cita del Mundial de karts en Logano, disputada precisamente en el circuito del que su padre es dueño.

Muchas instituciones del motor, incluido todo un campeón del mundo de Fórmula 1 como Jenson Button o el mismísimo jefe de McLaren, Zak Brown, pidieron una sanción ejemplar: los dos pidieron expulsión inmediata y un veto de por vida, dado lo peligroso de la acción.

La propia Federación Internacional de Automovilismo ha anunciado una investigación para esclarecer lo ocurrido. Corberi finalmente se ha pronunciado en Facebook y, además de pedir perdón, adelantó su intención de retirarse del deporte.

La carta original de Luca Corberi

"Me gustaría disculparme con la comunidad de los deportes de motor por lo que he hecho. No hay excusas para un acto tan vergonzoso, ha sido algo que nunca he hecho en mis 15 años de carrera, y realmente espero que no vuelva a verse en el futuro.

Después de la carrera, una vez que me llamaron los jueces deportivos, les pedí que me quitaran la licencia porque era plenamente consciente de mi imperdonable error, pero como me demostraron ellos no tienen el poder para hacerlo, y así está escrito en el reglamento, así que por favor, no les ataquen, ya que solo estaban haciendo su trabajo de la mejor manera posible.

Por esta razón, he decidido no participar en ninguna otra competición deportiva durante el resto de mi vida. No es por hacer justicia, es simplemente lo correcto.

Mi familia ha estado en el karting desde 1985, lo hemos visto crecer, hemos visto lo mejor y lo peor de él. Este episodio será recordado como uno de los peores en nuestro deporte y eso es algo que nunca olvidaré.

No pido indulgencia, porque no me la merezco. Estoy totalmente de acuerdo con los castigos que se me impongan.

Estoy escribiendo hoy para pedir perdón aunque no sea suficiente, porque después de lo que ha sucedido, lo peor lo he hecho yo, un tipo que ama este deporte y después del peor día de su vida lo seguirá haciendo y aún mantendrá sus buenos recuerdos en las carreras.

Muchas gracias".

Publicidad