Fórmula 1

Fernando Alonso remonta del 13º al 8º en el Gran Premio de Portugal: así fue el show de adelantamientos del asturiano

El asturiano firmó su mejor carrera con Alpine y consiguió entrar de sobra en la zona de puntos pese a estar parte de la carrera fuera de ella. Terminó adelantando a un McLaren y al Ferrari de Sainz.

Publicidad

Qué alegría es ver a Fernando Alonso disfrutar y hacernos disfrutar otra vez encima de un Fórmula 1. Tras varios años buscando nuevos retos, el propio Fernando ha sembrado la esperanza para que todos sus aficionados crean en él y en el proyecto de Alpine.

En las primeras dos carreras no pudimos ver al mejor Fernando, en Bahréin abandonó y en Italia terminó 10º pero con sensaciones 'regulín', como suele decir el propio piloto. Sin embargo, en el día de hoy el español ha dado una exhibición de adelantamientos en el circuito de Portugal.

Alonso salió 13º y perdió algunas posiciones en las primeras vueltas, todavía no parecía cogerle el ritmo al Alpine, todo lo contrario que su compañero Ocon, que luchaba por los puestos de arriba con los Ferrari y el McLaren de Norrie.

La estrategia de Alpine fue dejar a Fernando mucho tiempo en pista para apurar las gomas y fue uno de los últimos en parar, cuando lo hizo consiguió adelantar a varios pilotos y comenzó a tener un ritmo estremecedor con neumáticos nuevas.

Enseguida dio la sensación de conducir un coche completamente diferente, pasó a Stroll y cuando se encontró a Ricciardo no tuvo ninguna piedad con él, le pasó como un avión en recta, ya estaba en zona de puntos (9º).

Sin embargo, vio, no muy lejos a Sainz, su amigo, que tenía problemas de degradación, y fue a por él. Consiguió pasarle y terminó en una 8º posición que sabe a gloria. Jsuto por detrás de su compañero Ocón, el español acabó con mejor ritmo que Esteban y no pudo pasarle porque se terminó la carrera.

Vaya exhibición de Fernando, cada vez se le ve mejor, y los aficionados disfrutan viéndole conducir y adelantar como antes solía hacer. Nos vamos a divertir en esta temporada.

Publicidad