Publicidad

Fernando Alonso

El envoltorio de un sándwich, el culpable del abandono de Fernando Alonso en el GP de Baréin

La primera carrera de Fernando Alonso con Alpine se saldo con un abandono. Detrás del sobrecalentamiento en los frenos traseros del monoplaza del piloto asturiano estuvo un envoltorio de un sándwich, según ha confirmado Marcin Budkowski, director ejecutivo de Alpine.

Fernando Alonso no tuvo su debut soñado con Alpine. El asturiano tuvo que abandonar en el GP de Baréin, la primera cita del calendario, por un problema de sobrecalentamiento en los frenos traseros del A521.

Si bien es verdad que el rendimiento del nuevo monoplaza de Fernando Alonso aún está lejos de lo que se podría esperar, también es cierto que el asturiano se vio obligado a abandonar por un problema ajeno al rendimiento del A521. Y es que se puede decir que esta vez hubo mala suerte.

Y decimos esto porque ya ha trascendido que tras el abandono de Fernando Alonso estuvo un envoltorio de sándwich, que se coló en en la toma de freno y lo atascó. Así lo ha confirmado Marcin Budkowski, director ejecutivo de Alpine.

"Después de la segunda parada (en boxes), un envoltorio de un sándwich se atascó en el conducto del freno trasero del coche de Fernando, lo que provocó altas temperaturas y causó algunos daños al sistema de frenos, por lo que lo retiramos por razones de seguridad. Fue una primera carrera muy desafortunada para Fernando considerando lo fuerte que se veía", admitió Marcin Budkowski.

Antes del abandono, Fernando Alonso dejó algunas señales que invitan al optimismo. Su clasificación, tras dos años fuera de la Fórmula 1, fue bastante buena y firmó un 9º puesto que pocos podían imaginar tras ver los entrenamientos libres.

Y la actuación de Fernando Alonso durante la carrera fue bastante buena. Su salida demostró que aún atesora esa calidad al alcance de muy pocos, pese a que luego el rendimiento del A521 de Alpine le impidiera luchar contra los mejores de la parrilla.

Fernando Alonso, satisfecho pese a su abandono en el GP de Baréin

Pese a su abandono, Fernando Alonso califico el día como "emocionante".

"Tenía ganas de acabar la carrera y no ha podido ser. Hemos tenido algún problemilla, al final los frenos han sido la causa del abandono pero antes tuvimos algún problema con las baterías. Ha sido una carrera a contrapié, pero ha sido emocionante", consideró Fernando Alonso.

"Para mí ha sido un buen día igualmente: por el himno, la vuelta de formación, la parrilla, fueron momentos chulos. Luego no pudimos acabar, pero volveremos en Imola", añadió.

Publicidad