Fórmula 1

Christian Horner: "No necesito irme a cenar con Toto o besarle el culo"

La guerra entre Red Bull y Mercedes ha estallado de forma definitiva. La decisión de la FIA de no revisar la acción de Verstappen en Interlagos ha acabado por dinamitar el ambiente entre las dos escuderías en la recta final del Mundial.

Christian Horner, jefe de Red Bull

Publicidad

La guerra es total entre Red Bull y Mercedes. Las dos escuderías que se están jugando el Mundial de F1 ya reconocen abiertamente que no existe relación entre ambos equipos. La decisión de la FIA de no revisar la maniobra de Max Verstappen en Interlagos ha hecho que todo salte por los aires.

En un comunicado, la FIA ha explicado que las pruebas "eran nuevas, relevantes, pero no significativas" para alterar la decisión del GP de Brasil, que fue no investigar ni sancionar.

Toto Wolff, jefe de Mercedes ha tirado de ironía la conocer la decisión de la FIA.

"Lo esperaba, completamente. Queríamos incentivar la discusión porque será un tema en las próximas carreras y el objetivo se ha logrado. No esperábamos ir más lejos", indicó Wolff, quien apunto que querían probar que "si el piloto que va por el interior se defiende así, no habrá más adelantamientos por fuera".

"No necesito besar su culo. Otros jefes de equipo puede que lo necesiten"

Christian Horner, el jefe de Red Bull, no ha tarado en responder a Wolff: "No hay relación con Toto, hay competición. Hay respeto por lo que Mercedes y Lewis Hamilton han conseguido. No necesito salir a cenar con Toto. No necesito besar su culo. Otros jefes de equipo puede que lo necesiten".

El jefe de Red Bull ha apuntado que es interesante que por primera vez Mercedes se haya encontrado con un rival en la pista.

"Ya escucharon a Toto en la radio después del esprint ("Lewis, que se jodan", dijo). Es la primera vez que tienen un rival, es interesante ver cómo relaciona la gente bajo presión. Es la lucha política más intensa del deporte en los años recientes. Nuestro coche cumple con la norma, sin duda. ¿Tenemos dudas sobre la ganancia de Mercedes en las rectas en las carreras recientes? Sin duda. ¿Esperamos que la FIA lo vigile? Confiamos totalmente en la FIA. Queremos asegurarnos de que, en estas últimas carreras, los coches se vigilan de manera escrupulosa. Dos equipos y dos pilotos luchan por el mayor premio de este deporte y quieres asegurarte de que el terreno de juego es equilibrado", asseguró Horner.

No quedó ahí la cosa y el propio Toto Wolff respondió a Horner.

"Creo que nadie se plantaría en la pista con un motor o coche ilegal. Estarías loco si lo hicieras. Al cien por cien. Sobre las tensiones entre equipos, hay mucha gente buena trabajando en Red Bull y Mercedes y es una grandísima lucha. Hay respeto por las capacidades que tiene Red Bull, sin duda. Es duro porque es el Mundial. Antes era boxeo olímpico, luego profesional y ahora es lucha libre. Pero está bien, estamos en el ‘ring’ luchando. No se puede esperar otra cosa", concluyo el jefe de Mercedes.

Publicidad