McLaren ha hecho oficial en su cuenta de Twitter que Lando Norris y Carlos Sainz serán los pilotos para la próxima temporada de F1. Prácticamente era un secreto a voces que Fernando no acabaría pilotando un McLaren la siguiente temporada, aún así, la escudería inglesa ha querido acabar con todos los rumores lo antes posible.

 

Tras lo ocurrido en Indianapolis la relación entre McLaren y Alonso quedó muy tocada. Durante un tiempo se especuló que el asturiano podría volver a pilotar un F1 pero ya es seguro que no será un Mclaren. También lo tiene difícil para pilotar un Ferrari ya que la mítica escudería italiana 'cerró' la puerta a Alonso hace unos días: "No hay razón para que debamos cambiar".