Mireia Belmonte durante el Mundial de Natación de Gwangju

Publicidad

Coronavirus

Mireia Belmonte pide soluciones para entrenar de cara a Tokio pese al coronavirus: "No haremos un papel digno"

Mireia Belmonte plantea dos propuestas a la Secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano porque "son semanas perdidas tras más de tres años entrenando" por culpa de la cuarentena por el coronavirus.

Mireia Belmonte ha pedido soluciones para poder seguir entrenando durante la crisis del coronavirus. Y es que la nadadora catalana, salvo que le digan lo contrario, se está preparando para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que arrancarán el proximo julio. La campeona olímpica en Río 2016 expone así sus problemas para entrenar durante el estado de alarma, algo que quiebra su preparación.

"Si Italia, que está peor que nosotros, encontrado una solución para que los deportistas puedan entrenar, creo que nuestro país no es menos y puede buscar soluciones igual o mejores. Con este parón creo que no vamos a hacer un papel digno", ha lamentado Mireia.

Al ser cuestionada durante esa entrevista en la cadena Ser sobre su posible condición de abanderada de España en la ceremonia inaugural de Tokio: "No, no hemos hablado nada del tema de ser abanderados. Primero tiene que haber Juegos este año. Si los hay va a ser complicado hacer un buen papel o un papel digno", dijo Mireia.

La nadadora de Badalona ha comparado su situación con la de otras rivales en las próximas Olimpiadas: "Mis rivales en Italia o Hungría sí están entrenando en piscinas y yo no. Son semanas perdidas tras más de tres años entrenando y luchando cada día para que ahora todo se pierda como si no hubiera hecho nada".

Las dos medidas que plantea Mireia

De hecho, Belmonte lanzó dos propuestas a la Secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano: "Tengo dos soluciones: que nos metan a todos los deportistas en un Centro de Alto Rendimiento y que nos hagan el test del Covid-19 antes de entrar. O si eso no se puede, buscar una entidad pública o privada y que pueda ir yo sola a entrenar".

"Lo primero es la salud de la gente, pero también hay que mirar por los deportistas. Por mi parte estar un mínimo de dos semanas sin entrenar es muy grave, yo no tengo ninguna forma de hacer rodillo, simulador ni nada", ha insistido la medallista olímpica.

Publicidad