George Floyd

El médico que realizó la autopsia a George Floyd: "Sigo catalogándolo como un homicidio"

El forense Andrew Baker ya tildó de "homicidio" el pasado mayo la muerte de George Floyd. Este viernes ha dicho que "ni el fentanilo ni la enfermedad cardiaca fueron causas directas" de su fallecimiento

Publicidad

La segunda semana de juicio contra el exagente de la policía de Minneapolis Dereck Chauvin ha concluido este viernes con la intervención de Andrew Baker, el forense que le realizó la autopsia a George Floyd el pasado mes de mayo y que calificó de "homicidio" el fallecimiento del hombre afroamericano.

Un término al que ha vuelto a referirse este viernes al ser preguntado si "todavía consideraba" la muerte de George Floyd como un homicidio. "Sí, sigo catalogándola como tal", ha dicho.

Baker también ha añadido que "ni el uso del fentanilo ni la enfermedad cardiaca" que padecía Floyd "fueron la causa directa de su fallecimiento", como argumenta la defensa.

Esta segunda semana de juicio ha contado con la intervención de un especialista del pulmón y cuidados intensivos, Martin Tobin, quien revisó los informes médicos del caso y aseguró que la muerte de Floyd estuvo motivada por los bajos niveles de oxígeno.

También compareció el sargento Jody Stiger que, por su parte, indicó que Chauvin uso "una fuerza mortal" a la hora de inmovilizar al Floyd.

El expolicía está acusado de los cargos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Publicidad