En 2015 Floyd Mayweather y Manny Pacquiao nos brindaron una de las mejores peleas del siglo, por la calidad de los púgiles, pero especialmente por todo lo que rodeaba la pelea. Se ingresaron casi 120 millones de dólares en taquilla.

Los aficionados al boxeo llevan varios años reclamando una nueva batalla entre ambos. Pues bien, el 18 de agosto Mayweather subió un vídeo en el que dijo que viajó a Arabia Saudí para iniciar conversaciones con el objetivo de pactar la revancha ante el que fue su verdugo, Manny Pacquiao. "Quiero agradecerles, es un honor venir a Arabia Saudita a sentarme con ustedes para hablar sobre la revancha Mayweather vs Pacquiao", afirmó Mayweather en el mensaje.