China

Un maratón celebrado en la ciudad china de Xiamen acoge a 12.000 corredores

En China llevan meses sin apenas casos de coronavirus y los ciudadanos ya se reúnen sin distancia, mascarillas ni restricciones. La carrera, buen ejemplo de ello.

Publicidad

Desde hace muchos meses, el país en el que se detectó el primer caso de coronavirus ya se ha recuperado por completo de los efectos negativos de la pandemia y sus ciudadanos hacen vida normal. Las mascarillas han desaparecido de su rutina, no tienen límite en las reuniones y no cumplen la distancia de seguridad.

En Xiamen, China, se ha celebrado una carrera que ha contado con más de 12.000 participantes, muchos de ellos corrían sin mascarilla y por supuesto no se respetaba la distancia de seguridad.

Esta popular carrera se celebra en la ciudad costera china de Xiamen y consta de un recorrido aproximado de 42 kilómetros y en la edición del año pasado contó con la participación de 35.071 corredores de 41 países y regiones.

Pero aun así, no es una carrera normal, ya que se caracteriza por una gran sostenibilidad y poco plástico de un solo uso, además de ser el primer maratón internacional en unirse a la campaña de Mares Limpios del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

En febrero tuvo algunos contagios que volvieron a preocupar al gobierno, pero el repunte importante llegó el pasado mes de enero donde aumentaron los contagios. Sin embargo, las duras medidas de los gobiernos y la increíble eficacia a la hora de vacunar a sus ciudadanos (han llegado a vacunar a 5 millones de personas en un día) han vuelto a poner al gigante asiático en un lugar privilegiado enla lucha contra el coronavirus.

Publicidad