66.005167

Publicidad

Aventura

Los riesgos de sufrir un percance cuando se vuela en parapente o se salta en paracaídas

Un vuelo en parapente o un salto en paracaídas son dos deportes extremos en los que cualquier error puede salir muy caro. Un material en mal estado o un error al interpretar las corrientes de aire pueden traducirse en una desgracia.

En la mayoría de deportes siempre hay una segunda oportunidad, pero hay algunas actividades en las que al primer error se puede pagar muy caro.

Dos buenos ejemplos son el paracaidismo o el vuelo en parapente. Dos deportes en los que sus practicantes saben que se la juegan en cada vuelo.

El primer percance que puede resultar fatal es un fallo en el material: la rotura de un mosquetón o una cuerda pueden ser mortales.

Otro de los peligros son los fallos y errores en la interpretación de las corrientes de aire, con consecuencias muy peligrosas.

Por último, cualquiera que practique el paracaidismo o el vuelo en parapente debe evitar las colisiones contra tendidos eléctricos y otro tipo de obstáculos en el terreno.

Publicidad