61.013167

Publicidad

John Bream

Los riesgos de saltar al agua desde varios metros de altura: "Es muy parecido a chocar contra el suelo firme"

El nuevo récord de John Bream nos recuerda los riesgos de saltar al agua desde varios metros de altura. Y es que este deporte es tan espectacular como peligroso.

A cierta distancia, y sobre todo, a cierta velocidad, el agua, deja de ser un elemento líquido para el cuerpo humano.

"Es muy parecido a chocar contra el suelo", explica Javier Bejarano, doctor en medicina deportiva.

Lo sabe bien, quien ostenta ahora mismo el récord de salto más largo. Laso Schaller logró saltar 58,8 metros, entrando en el agua a una velocidad de vértigo Y así salió: completamente noqueado

"No todo el mundo tiene la capacidad psicológica para realizar este tipo de saltos", indica Bejarano.

Y no solo eso, también es necesaria una buena fortaleza física porque las lesiones pueden ser de por vida.

"Esguinces cervicales e incluso alguna fractura de vértebra...", advierte Javier Bejarano.

Desde que Rick Winters estableciese la primera marca en 52,5 metros en 1983, los saltos de clavadistas han ido creciendo en adeptos.

Publicidad